lunes, 29 de noviembre de 2010

Laboratorio de Ideas Reticulares

Aunque la Paradoja (en el más amplio sentido del término) sea la situación personal que me ha tocado vivir, puedo hacer frente a mi situación virtual con ideas muy sencillas:
Parafraseando una conocida frase:

Cambia tu Mente y cambias la Red


martes, 9 de noviembre de 2010

Ahora, Paradoja y Obsesión

En estos momentos, con distintas denominaciones, estoy llevando un Seminario Paradójico Personal.

Un Círculo Paradójico muy interesante que se ha planteado es el siguiente:

Cuando sales del Ahora, entras en la Paradoja

Sin embargo:

Cuando sales de la Paradoja, entras a la Obsesión

Trasteando en la Red, he encontrado este Caligrama:


Donde su Autor explica:

El caligrama Vida, obsesión y paradoja representa al hombre víctima de su propia realidad. El tiempo va tejiendo, a través de su propia realidad, la telaraña de rutinas y urgencias que acaba convirtiéndonos en víctimas de nosotros mismos. La realidad, sumada al tiempo voraz son nuestra propia araña y nuestra red (la vida, el tiempo, las rutinas) y nosotros somos tarántula voraz y mosca víctima, cazador de nosotros mismos y presa. Tarántula sistema, tiempo que se acumula; mosca enredada en sí misma, en su propia red de pasiones y vivencias.

Puede que haya sido casualidad, coincidencia, serendipia,... pero me ha gustado.


Rf: Blog Caligramas

lunes, 1 de noviembre de 2010

Paradoja del Ego

No tengo una visión negativa del Ego. Más bien, lo veo como una defensa del Ser mientras despertamos la conciencia.

Como una especie de capas de cebolla protectora. El problema es cuando esta cebolla crece tanto que impide que el Ser se manifieste.

Sobre Ego y Ser ya tenemos un Post. El fin de este Post es ver la siguiente paradoja:

Cuanto más grande sea nuestro Ego, menos se puede manifiestar nuestro Ser

Da cierto miedo manifestar nuestro Ser. En una sociedad que cada día se enrarece más con con las nuevas tendencias neoliberales, el Ser va a tener todo tipo de críticas... pero no podemos seguir fortaleciendo nuestro Ego para defenderlo. Ya que cuanto más fuerte sea nuestro Ego, más fáciles seremos de manipular.